Las Propuestas de Faraón

buy Lyrica in mexico Éxodo 5:1-3

En la palabra de Dios existen ilustraciones o alegorías que muestran las realidades espirituales. faraón es un símbolo del diablo y Egipto es un símbolo del sistema de este mundo. todos nosotros (hijos de Dios) fuimos esclavos del diablo en el mundo, Moisés simbolizaba a Jesús.

el proposito de Dios siempre fue la libertad de su pueblo, y es por eso que Dios envio a Moises delante de faraon con la siguiente orden; http://nyctreetrimming-removalcorp.com/contact «deja ir a mi pueblo». Hoy en dia seguimos lidiando con faraon (el diablo) y con lo que Dios espera de nosotros es esto que le ordenamos al enemigo a cumplir a voluntad del Señor.

el viaje de tres días que menciona en las escrituras no solo representa una distancia importante, sino también la sepultura y la resurrección. por medio de este viaje el pueblo de Dios no solo sale de Egipto, sino que también entra en la resurrección, entra a un nuevo entorno.

En todo esto hay un principio espiritual, después de que Moisés fuera a dar el mensaje de Dios a faraón, este oprimió aun mas a pueblo contándole la provisión de paja para hacer adobes sin disminuir su tarea diaria. siempre que enfrentamos una situación que ya era difícil se torna aún mas difícil es allí donde nuestra actitud de firmeza debe manifestarse por fe, trayendo a memoria lo que dice en Romanos 1:16-17.

Los justos viven una vida de fe, de creer, el creer nos ingresa al disfrute de su gracia, de su favor como nos dice en Romanos 5:1-2.

Cuando empezamos a leer éxodo 8:25-27 podemos ver que faraón propone algo que con la intención de que no abandonen Egipto y es que tendrían libertad para servir a nuestro Dios, y es que al enemigo no le importa si queremos servir a Dios y en realidad lo que el enemigo quiere es que sigamos viviendo en Egipto, sigamos viviendo en la corriente de este mundo y pone ideas en nuestra cabeza como: «tu crees en Dios y sigue viviendo igual, no es necesario que llegues a ser como esos fanáticos espirituales» y nos dejamos seducir y no existe un cambio y una salvación en nosotros, la pregunta es ¿de que te salva Dios?, pues Dios quiere tu salvación del sistema de este mundo, de como funciona, de sus costumbres, porque todas esas actividades hacen que tu vida se llene de pecado y eso te lleve a la muerte, no negocies tu salvación, vive plenamente como Dios quiere que vivas y no olvides que Jesús murió por ti para que tengas vida, y vida en abundancia.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *